Cultivar bonsáis de frutos
Huerto urbano

Como cultivar bonsai fructíferos

2 enero, 2017

Existen bonsáis de muchos tipos y estamos seguros que cualquier amante de los bonsáis sueña con tener un bonsái fructífero entre son “terosos”. En este artículo os daremos las claves para conseguir cultivar con éxito un bonsái fructífero.

Algunas especies de árboles se pueden cultivar como bonsái que fructifican, esto quiere decir que son capaces de producir frutos. Aunque que se ha de tener en cuenta que cultivar un bonsái que produzca frutos requiere ser más meticulosos y prestar más atención al cuidado del bonsái.

Tipos de bonsáis fructíferos

Antes de aventurarse al cultivo de los bonsáis fructíferos conviene saber que los frutos del árbol no se pueden reducir, en otras palabras, el bonsái es una técnica que logra crear un mini árbol, pero los frutos que produzca no serán “mini frutos”. Estos siempre mantendrán su tamaño natural, a diferencia de las hojas del árbol,  que con una buena técnica se puede reducir. Así que es importante elegir muy bien el tipo de fruto, en especial aquellos que están especialmente recomendados para la producción de bonsáis fructíferos como por ejemplo los manzanos enanos. En definitiva, es recomendable cultivar bonsáis con  frutos pequeños, para lograr  una proporción ideal entre el bonsái y los frutos. Dentro de estas especies que producen frutos pequeños son recomendables el cotoneaster, el crateus, los ciruelos rojo, las higueras y los manzano enano.

Fertilización y poda

La fertilización adquiere una relevancia muy importante en el caso de los bonsáis frutales ya que la producción de frutos implica un mayor desgaste para un árbol. Se recomienda una fertilización especial, con una mayor concentración de potasio y fósforo, y menor concentración de nitrógeno. La fertilización de otoño debe ser más equilibrada, siendo importante un nivel estándar de todos los elementos.

La poda de los bonsáis es muy importante, ya que la fructificación puede darse en ramas nuevas, en ramas de la temporada anterior o más antiguas, de 2 o 3 años atrás. Si se poda demasiado, más de lo debido, este no fructificará, por eso es importante saber que ramas podar para evitar cortar las yemas que darán frutos.

Para saber que ramas cortar, por un lado se debe conocer el árbol y fructificación de este, ya sea por práctica o buscando información sobre el árbol. La otra forma es por observación, dejar crecer el bonsái sin podar ninguna rama y así conocer que ramas producen frutos y cuales no. Tomará más tiempo pero no habrá margen de error.

El número de frutos es indeterminado. El bonsái, si esta sano,  producirá todos los frutos que pueda, sin valorar si la cantidad es excesiva o no. El cultivador deberá tener en cuenta que el exceso de frutos puede cargar demasiado a la planta y por eso debe ser capaz de poner la salud del bonsái primero lugar.

Por último, pero no menos importante, como el bonsái que produce frutos necesita más tierra y más nutrientes de la tierra, es preferible elegir una maceta más grande de lo que se suelen usar para los bonsáis, y sobre todo más honda para soportar más cantidad de tierra.

 

 

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply juana dávila 29 enero, 2017 at 9:23 pm

    Fascinante, me gusta. Deseo conocer paso a paso, las técnicas, materiales, etc, sobre éste arte, tan bonito, excitante y desestresante
    Gracias.

  • Reply juana dávila 29 enero, 2017 at 9:23 pm

    Los arbolitos Bonsai

  • Deja un comentario