Archives

consejos para cultivar especias en casa
Huerto urbano

7 consejos para tener un mini huerto urbano

13 octubre, 2017

 

Preparar recetas con los condimentos cultivados en en nuestra propia casa es divertido y satisfactorio. Pro eso queremos compartir con vosotros 7 consejos básicos para cultivar tu huerto urbano. Echa un vistazo y luego, ponte manos a la obra

1. ¡Las plantas son seres vivos! Ten paciencia y perseverancia.

Puede parecer el consejo más tonto que hayas escuchado nunca pero, son cosas que a menudo se nos olvida. Las plantas necesitan cuidados. A lo mejor al principio nos cueste adaptarnos a los cuidados que requieren las plantas, pero poco iremos aprendiendo y con eso iremos mejorando el estado de nuestro huerto orgánico cultivado en macetas. Así que atentos a los consejos.

2. Debemos tener en cuenta, el tipo de planta y las condiciones de temperatura y luminosidad de nuestra casa

Antes de plantar, debemos estudiar bien las condiciones del lugar donde vamos colocar las macetas. Se ha de tener en cuenta las horas de sol que recibe el lugar elegido y cuánto tiempo se mantiene en sombra. Plantas como el romero, la salvia, el tomillo o la lavanda crecen mejor a pleno sol. Sin embargo, plantas como la albahaca o la lechuga se desarrollan mejor a la media sombra.

3. El tamaño de las macetas se elige de acuerdo al tamaño de la planta

Las plantas como el orégano se pueden cultivar en pequeños macetas. El romero, la albahaca o la lavanda necesitan una maceta de tamaño mediano. Si el objetivo es cultivar tomates o coles lo mejor es elegir una maceta de tamaño grande.

4. Inicie con plantas de fácil mantenimiento

Empezar cultivando especias y condimentos es una buena forma de empezar. El romero, el orégano y el tomillo son plantas resistentes, que necesitan poca agua y crecen bien a pleno sol. La menta y la albahaca son también fáciles de cultivar, pero ellas necesitan un poco más de agua y crecen mejor a media sombra.

5. Regar de manera y en el momento oportuno.

No regar nunca en las horas más calientes del día. Se recomienda regar a primera hora de la mañana o por la tarde. Regar de manera cierta significa proporcionar la planta la cantidad de agua que necesita. Regar de más puede ser hasta ser más perjudicial que regar poco. El exceso de agua aumenta los riesgos de enfermedades que perjudican las raíces. Un vaso de agua por planta todas las tardes pueden ser más que suficiente.

6. No mover demasiado las macetas

En general, las plantas tienen una muy buena capacidad de adaptación a las condiciones climáticas. Si observamos las hojas de una planta, veremos cómo se “mueve” de la mejor manera posible para aprovechar la luz del sol. Si cambiamos las macetas de lugar, las plantas van a tener que adaptarse de nuevo.

7. Abonar las plantas

Para alcanzar un desarrollo sano, las plantas necesitan una serie de cuidados y en especial necesitan nutrientes que les permita crecer, florecer y producir. Cuando cultivamos un huerto en macetas, debemos ser aún más precisos a la hora de abonar. Utilizaremos siempre abonos orgánicos, siguiendo las recomendaciones de dosificación del producto.

Como cultivar menta
Huerto urbano

Cómo cultivar menta en casa

12 octubre, 2017

Una de las plantas más versátiles para el consumo es la menta, también conocida como hierbabuena.

Se trata de una hierba aromática de sabor refrescante que sirve para elaborar jaleas, dulces, tés, zumos o cócteles; Además, la menta se utiliza como hierba medicinal con diversos beneficios para la salud y también como materia prima en la industria cosmética y Las múltiples utilidades de la menta la convierte en una buena alternativa de cultivo. Ahora vamos a lo que importa:

 ¿Cómo cultivar menta?

El cultivo de la menta es fácil, ya sea para consumo propio o en escala comercial, esta planta aromática puede ser cultivada en pequeños espacios como macetas y jardineras, incluso se utiliza como planta decorativa para diferentes ambientes.  Ahora si, manos a la obra.
>>> Eligiendo la especie:

Como cultivar menta

Mentha Spicata

 

Cultivar menta en casa

Mentha Crispata

Entre los cientos de especies existentes, las más comunes son la menta spicata y la menta crispata. La elección debe tener en cuenta la finalidad del cultivo. La menta-pimienta, tiene un sabor más acentuado y esta especialmente indicada para té.

como plantar menta

Menta Piperita

Más cítrica y refrescante sería la menta limón indicada para preparar algunos tipos de cócteles y bebida heladas; más sutil sería la menta-manzana que va bien para incluir en platos y ensaladas;

>>> Propagación de la menta: Se trata de una planta vegetativa, y se puede plantar a partir de una rama (estacas de las ramas) acomodadas en una maceta con sustrato orgánico o directamente en el suelo. Una alternativa es colocar las ramas recién cortadas en un vaso con agua hasta que crezcan las primeras raíces y posteriormente trasplantarlas a una maceta. Se recomienda realizar este procedimiento durante las primeras semanas de la primavera, aunque se trata de una planta fácil, de modo que su cultivo en maceta puede darse en cualquier época del año.
>>> Plantío: En canteros o en macetas, lo único que necesita la menta para desarrollarse es un suelo fértil y rico en materia orgánica. Si se planta en macetas, es importante asegurarse de que esta tiene agujeros de drenaje en el fondo.

>>> Ambiente: La menta no requiere mucho espacio, pero necesita ser instalada en local con bastante incidencia de luz. Se recomienda orientar la planta hacia el este. La hierbabuena tolera diferentes condiciones climáticas, excepto la congelación total del suelo. Sin embargo, su cultivo ideal se da en climas templados y cálidos. Se recomienda proteger el área de cultivo de la ocurrencia de vientos.

>>> Espacio: Se el plantío se hace directamente en el suelo, las medidas recomendadas son 0,4 metros entre filas y 0,2 metros entre plantas.

>>> Abono:  Es recomendable utilizar abono orgánico. El abono se aplica directamente en la plantación de menta.  Es importante adoptar una rutina de abonos mensuales en las fases de crecimiento de la planta y posteriormente, cuando la planta presente signos de falta de nutrientes, como hojas amarillentas y estancamiento en el crecimiento.

>>> Riego: Es importante regar a primera hora de la mañana y / o al final del día. El suelo debe mantenerse siempre húmedo y alcanzando las raíces, sobre todo a lo largo del ciclo de crecimiento de la planta. Hay especies que se cultivan en suelo empapado, en la orilla de los ríos, arroyos y lagos.

>>> Producción: Se inicia alrededor de los 40 días posteriores a la siembra o plantación. Previo el período de floración es el momento ideal para el consumo ya que el sabor y el aroma son más intensos y el aceite esencial de la menta ya alcanzó su máximo de concentración. Con una tijera afilada, haga un corte a 5 centímetros del nivel del suelo, descartando ramas viejas y hojas oscuras. Las raíces de la planta volver´n a brotar, de modo que si los cuidados son adecuados, la menta podría producirse a lo largo de todo el año.

Repasando: 

  • Suelo: Bien fertilizado, con materia orgánica y buen drenaje
  • Clima: Fresco y ameno, pero es resistente a temperaturas más altas y bajas
  • Área mínima: puede ser plantada en macetas y jardineras
  • Cosecha: después de 40 días de plantación
cultivar papaya en casa
Pantas y Jardín

Cómo cultivar papaya

26 septiembre, 2017

Uno de los principios básicos para que cualquier plantación produzca frutos de calidad es conocer todas las características de la planta. La papaya Carica, nombre científico del papaya, perteneciente a la familia Caricaceae, lo que confiere la característica de arbusto, presentando hojas permanentemente verdes y tronco hueco con hasta 6 metros de altura. Las hojas se aplanan, apareciendo sólo en la copa del árbol.

La papaya tiene su origen en América Central y América del Norte, habiendo sido descubierta en México y Panamá, posteriormente, la fruta fue llevada a Europa y países de América del Sur. En este post aprenderás todo lo que necesitas saber sobre cómo plantar papayaEcha un vistazo a los consejos que siguen.

Consejos para cultivar papaya

La papaya es una planta relativamente resistente, pero para generar frutos de calidad precisa de algunos cuidados especiales durante su cultivo.

#Luz y calor.- Los cuidados para el cultivo de la papaya deben comenzar desde la elección del lugar adecuado para plantar la papaya, pues este factor es esencial para la producción de frutos de alta calidad. Lo ideal es que, el lugar elegido para fijar la plantación de la papaya registre a menudo temperaturas elevadas y reciba luminosidad plena, ya que el fruto de la papaya necesita calor y luz para desarrollarse.

#El suelo.- El suelo donde se pretende cultivar la papaya debe ser fértil y drenable, proporcionando nutrientes suficientes para el crecimiento de las plantas. El suelo más adecuado es el de textura areno-arcillosa con pH variando de 5,5 a 6,7. El terreno de cultivo debe ser plano para facilitar los procesos de siembra y cosecha.

Antes de comenzar la plantación de papaya es necesario preparar el suelo, removiendo las impurezas y enriqueciendo la tierra con abonos naturales. Se recomienda corregir la acidez del suelo, para esto se recomienda arar la tierra para y esparcir calcáreo, dejándolo descansar entre 5 y 10 días. Este procedimiento sirve para reducir los niveles de manganeso, ácidos y magnesio, que pueden venir a obstaculizar el desarrollo de las papayas. Para tener frutos aún más bonitos y en abundancia, es interesante mejorar los nutrientes del suelo con abonos orgánicos y fertilizantes.

# Elegir la variedad de papaya.- Una vez se tenga el suelo preparado, es importante seleccionar las variedades de papaya que serán cultivadas. Existen varias variedades, siendo las más conocidas:

  • Papaya Caballero, es un híbrido de porte bajo especialmente recomendado si se pretende aumentar la densidad de plantación. Se trata de una variedad ideal para el cultivo en invernaderos bajos. La papaya Caballero produce frutos de 650 gramos hasta 900 gramos.
  • Papaya Marel, es un híbrido de porte medio que se cultiva en varios países de sudamerica y en especial en Venezuela. Sus frutos son grandes y pueden llegar a pesar hasta 3 kilos.
  • Papaya Greenco, se trata de una variedad de porte medio, con una adaptación bastante buena a climas más frescos e incluso tolerancia al invierno. Sus frutos son frutos muy regulares y uniformes.
  • Papaya Extrema, se trata de un híbrido de porte medio, con frutos medianos que alcanzan hasta 1,4 kg.

#La siembra. – El primer paso será hacer hoyos con una profundidad de 80 cm y una anchura de 50 cm, las cuales deben ser construidas en filas con un espacio mínimo 1 metro entre ellas para que un arbusto no interfiera en el crecimiento del otro. Posteriormente se deposita la semilla de la papaya en las cuevas, agrupándolas entre 3 y 5 en cada hoyo. Se debe cubrir los agujeros con 2 capas de tierra. Realizado la plantación, es recomendable regar la tierra de plantío para acelerar la germinación de las semillas. La irrigación debe ser moderada, la tierra debe quedar húmeda, no empapada.

#El riego.- Al principio es recomendable regar el cultivo al menos 3 veces por semana para mantener la humedad de la tierra. Una vez germinada la planta, los riegos se reducen siendo recomendable que se riege solo una vez por semana. En esta etapa, es importante controlar la cantidad de agua para no encharcar el suelo ya que el exceso de agua puede terminar pudiendo las raíces de la papaya. Las recomendaciones de riego pueden variar en función del clima y la temperatura del lugar donde se ha realizado el plantío.

# El fruto.- Tras la floración, la papaya tarda entre 4 y 6 meses para completar su maduración. Es recomendable cosecharla cuando presenta estrías o franjas con aproximadamente un 50% de coloración amarilla/rojizo si la cosecha se orienta a la venta, o bien cuando el fruto se encuentra totalmente colorado, si se recoge para el consumo directo.

Para asegurar la producción de papayas con calidad y sin deformaciones, es necesario utilizar material genético (semillas) de buena calidad, realizar una fertilización equilibrada y optar por plantíos en regiones de baja altitud y con menor oscilación térmica.

Cómo cultivar acelga en casa
Huerto urbano

Cómo cultivar acelga

25 septiembre, 2017

La acelga puede ser cultivada de forma sencilla en casa. Presenta grandes hojas con forma oval, en roseta, con tallos largos, firmes y anchos. Las hojas, cuyo color varía según la especie, son brillantes y presentan, en general, coloración verde o rojiza, en diversas tonalidades. Es consumida cruda o rehogada y es muy utilizada en la preparación de ensaladas.

Los tallos y los nervios pueden ser de color blanco, rosado, amarillo, rojo, verde, violeta o naranja. Las hojas de la acelga pueden, además, ser lisas o crespadas. Las inflorescencias producidas cuando la planta madura están compuestas por numerosas y pequeñas flores de coloración verde. Las raíces son engrosadas, llenas de reservas, principalmente después del primer año de plantación. También son comestibles en muchas variedades.

Como se mencionó anteriormente, las acelgas pueden ser consumidas como ensalada o cocidas. Para la preparación de ensaladas crudas, se deben aprovechar las hojas más jóvenes y tiernas, pues las hojas más viejas presentan un cierto amargor. Los tallos de colores son muy apreciados, y añaden sabor y color a diversos platos. Lo que se consume es la hoja y el nervio central, ricos en calcio, hierro, fósforo, hidratos de carbono, potasio, proteínas, sodio, niacina, vitaminas A, B1, B2, B5 y C.

Las acelgas pueden ser preparadas de la misma manera que la espinaca, como regla general, en sopas, sofritos, rehogados, picles, galletas, etc. La cosecha de las hojas de acelga se hacen en el primer año desde la siembra, pues en el segundo año de la cultura, la planta entra en el ciclo reproductivo, produciendo la inflorescencia y hojas duras y amargas.

Puede ser plantada como ornamental en jardines, principalmente las variedades de tallos de colores. Se debe cultivar bajo sol pleno, en suelo fértil, drenado, aireado, enriquecido con materia orgánica e irrigado regularmente.

Cómo cultivar Acelga de forma fácil

La época ideal para la siembra de acelga es la primavera o el otoño, ya que aprecia el clima templado, con temperaturas entre 16 ° C y 18 ° C. También puede ser cultivada tanto en clima más frío, siendo resistente a bajas temperaturas y heladas leves, como en climas más cálidos.

  • El suelo deberá ser rico en nutrientes, preferiblemente con PH que ronda el 6,5. A esta hortaliza le gusta la humedad, pero no el exceso de agua, además, requiere estar situada en un espacio con mucha luz, de preferencia en un espacio donde reciba luz solar directa o sombra parcial.
  • Antes de plantar la acelga, es recomendable poner las semillas en remojo en agua durante un par de días para que se germinen. Posteriormente deben ser plantadas a unos 2,5 cm de profundidad y a una distancia de 8 cm entre cada planta. Las Acelgas necesitan espacio suficiente para el desarrollo de sus raíces, por lo que debe existir  distanciamiento entre las filas de cultivo. Antes
  • Antes de cultivar la acelga es recomendable realizar un análisis previo del suelo para asegurarse de que este tiene un buen drenaje, que es fértil y rico en materia orgánica y también en nitrógeno.
  • Para el cultivo de acelga se recomienda colocar de 2 a 3 semillas por hoyo, ya en el lugar definitivo.
  • Regar con frecuencia para mantener el suelo siempre húmedo, pero asegurándose de que no se encharque.

Si la acelga no se ha plantado en un lugar definitivo, para realizar el transplante se ha de esperar que los planteles alcancen aproximadamente unos 5 cm de altura.

como eliminar las malas hierbas del jardín
Pantas y Jardín

Cómo eliminar las malas hierbas del jardín

19 septiembre, 2017

Las malas hierbas son indeseables no solo por el hecho de que restan belleza al jardín sino que además pueden perjudicar las demás plantas, ya que consumen los nutrientes minerales de la tierra y del agua. Como son más resistentes que las demás plantas, crecen más rápido y utilizan de forma predatoria todo el espacio del suelo, comprometiendo la salud de las plantas y flores del jardín.

Así que, desde Como-Cultivar hemos preparado una pequeña guía sobre como eliminar las malas hierbas del jardín, para las plantas de su jardín no tengan que competir por los nutrientes del suelo, ni tampoco soportar los insectos y enfermedades atraídas por las malas hiervas.

Cómo evitar la aparición de las malas hierbas

Las malas hierbas crecen muy rápido, siendo más fácil evitar su aparición que combatirlas, así que el primer paso sería realizar una buena limpieza del terreno donde se pretende ubicar el jardín, o bien una buena limpieza de la zona ajardinada eliminando las malas hiervas que nacen entre las planta. Es importante retirar la mala hierva por la raíz para evitar que vuelva a brotar.

La utilización de los enemigos naturales de las malas hierbas puede ser una buena opción.  Algunos insectos son “exterminadores” naturales de las malas hiervas del jardín, de modo que pueden ser una buena alternativa a los exterminadores químicos, que pueden, en el futuro, perjudicar a las demás plantas cultivadas.

Mala hierba herbicidaTambién se utilizar otros formas de extermino de las malas hiervas, en concreto las llamadas barreras físicas que consisten en cubrir la tierra donde se retiró la mala hierva retirada con un plástico para evitar que rebrote, o bien, utilizar sistemas de inundación, entre otros.

El uso de herbicidas esta regulado, aunque existen muchos tipos disponibles en el mercado y que pueden funcionar bien, aunque es necesario estar atento al tipo de producto, ya que este puede influir en el crecimiento y la salud de las plantas del jardín.

5 formas naturales de acabar con las malas hierbas

#1. Aplicar herbicida casero: El herbicida casero se prepara con:

  • 2 cucharadas de vinagre blanco;
  • ½ cuchara con sal;
  • un poco de detergente;
  • medio litro de agua.

Se realiza una mezcla con los ingredientes y se pone en un frasco de spray para rociar las malas hiervas del jardín. Evite utilizar este herbicida casero cerca de las plantas que se quiera preservar.

#2. Aplicar agua caliente: Otra opción sería aplicar agua caliente directamente sobre las malas hierbas, principalmente sobre aquellas que crecen en las grietas de la calzada, en el patio o en los “caminos” del jardín.

#3. Aplicar agua salada: Este es otro método natural y efectivo pero se debe tener mucho cuidado, pues donde toca la sal toca, probablemente, no crecerá nada más, ya que esterilizará. Sin embargo, si se aplica la sal a lo largo de los bordes del césped, entre las grietas en la calzada o en las vías del jardín, no afectará los espacios reservados para plantar.

#4. Quemar la mala hierba: Para este método, es aconsejable utilizar un soplete de mano para quemar la mala hierba. No  es necesario quemar totalmente la planta, basta con aplicar un poco de fuego, ya que de este modo la mala hierba pierde la humedad interna y se muere en poco tiempo.

#5. Ahogarlas: Al igual las demás plantas, las malas hierbas no pueden sobrevivir sin luz. ¡El truco es bastante simple! Cubre el área plagada de malas hiervas con capas de periódico y sobre estos, una buena capa de hojas secas, preferiblemente en cantidad suficiente para cubrir completamente el papel, de este modo se evita que las malas hiervas crezcan y que sus semillas germinen.

como cultivar lechunga en casa
Huerto urbano

Como cultivar lechugas

4 septiembre, 2017

¿Te encantan las ensaladas? En este artículo hablaremos sobre como cultivar tus propias lechugas 

La lechuga se siembra directamente en la tierra, con una profundidad mínima de al menos de 10 cm. La distancia entre cada planta debe ser de 25 cm, y la distancia entre cada línea de plantación debe ser al menos de treinta centímetros.
La tierra donde se planta la lechuga debe ser rica en nutrientes y con un buen drenaje. Para esto se puede echar algo de humus en la tierra, ya que este aporta muchos nutrientes y en cierta forma actúa como una esponja,  reteniendo el agua necesaria, permitiendo el paso del exceso.

Entre los aspectos a tener en cuenta para cultivar lechugas, es recomendable plantarlas en terrenos ligeros, con la tierra bien removida y abonada ya que las lechugas no crecen en terrenos muy secos donde la tierra esta dura y compacta.  Si por mala suerte tenemos un terreno así, es conveniente remover bien la tierra y agregar compost y estiércol para preparar la tierra en la que plantaremos las lechugas.
La lechuga puede ser sembrada en el huerto de forma directa, como se mencionó previamente. Necesita un entorno medio fresco para poder germinar, y para lograr que germine la semilla se debe mantener  la tierra siempre húmeda, y si las temperaturas son muy altas se puede enfriar las semillas poniéndolas entre envuelta en una servilleta dentro del refrigerador por un par de días, previos a la siembra.

Las lechugas pueden ser cultivadas  en cualquier temporada del año si se vive en un clima templado. Para cosechar lechugas en invierno, estas deben ser plantadas,  directamente en la tierra, al inicio del otoño. Y para cosecharlas en verano, deben ser plantadas  al inicio de la primavera y deben ser germinadas en semilleros , a finales del invierno y luego se transportan a la tierra cuando inicie la primavera.

También es importante tener en cuenta que las lechugas son más propensas a crecer en climas húmedos y frescos. Por esto, en primavera, otoño y en el inviernos, las lechugas pueden crecer si se plantan en una zona como mucho sol, siempre y cuando no se produzcan heladas. En verano, es aconsejable sembrar las lechugas en un lugar con sombra porque si no la planta crecerá como una torre, dejando flores y también semillas.

Solo como recordatorio, el suelo en el que se cultiva lechugas debe  mantenerse siempre húmedo, y en cuanto a la cosecha, estas no pueden ser almacenadas. Se recomienda simplemente sacarlas del huerto o del macetero a la hora de ser consumidas y listo.

¡Con esto terminamos con este tutorial sobre como cultivar lechugas!

cómo cultivar cilantro
Huerto urbano

Aprende cómo cultivar cilantro en casa

17 agosto, 2017

El cilantro (Coriandrum sativum) es una planta herbácea, de la familia de las apiáceas. Crece anualmente y mide entre 40 a 60 centímetros de alto. Sus tallos son rectos y sus hojas compuestas; sus flores son blancas y sus frutos aromáticos. Y se cosecha fresco. En algunos países, se le conoce como perejil chino o culantro.

Etimología: Coriandrum, del griego Korios = quiere decir chinche (el insecto), en memoria al olor que originan sus frutos aún verdes, y Sativum = que es una planta cultivada. Se cree que es una planta proveniente del África y Europa.

El cilantro se utiliza en recetas tradicionales a nivel mundial desde hace muchos años. Así como remedio casero. Razón por la cual debes aprender cómo cultivar cilantro.

Razones para cultivar cilantro

Las partes más usadas del cilantro son sus hojas frescas, aunque a veces se utilizan los tallos, aquí os dejamos algunos usos:
• Aparte del uso culinario, muchos lo utilizan como medicamento casero, debido a sus propiedades, antiespasmódicas, estomacales y relajantes.
• Sus semillas secas son un ingrediente del curry.
• Sus hojas frescas enteras o picadas, se consumen en muchos países latinoamericanos, para la preparación de sopas, verduras o guisos:
• Su fruto de olor suave y sabor picante, contiene dos semillas que se utilizan para dar sabor a vinagres y aceites.
• El cilantro junto a otras especias aromáticas, se utilizan en la producción de embutidos.
• Se utiliza con tópico externo para desinfectar y cicatrizar las heridas.
• Una de sus propiedades es reducir las flatulencias.
• Sus frutos molidos se utilizan para dar aroma al café en el Medio Oriente.
• Las hojas frescas son ingrediente principal del Guacamole.
• Se ha demostrado que el cilantro sirve para combatir la salmonela.
• En la cocina tailandesa son utilizadas las raíces del Cilantro para especiar los patos
• En Iraq, se considera un remedio para el insomnio y la ansiedad.
• En infusión, mejora el apetito en las personas anémicas y favorece la digestión.

Cómo cultivar cilantro en casa

Si quieres aprender cómo cultivar cilantro, existen dos formas de hacerlo:
• Trasplantar una pequeña planta o
• Por semillas.
En ambos casos, podrás plantar cilantro en macetas o sobre el suelo.
• La mejor temporada para sembrar cilantro, es la primavera; deberás esperar a que empiece a hacer buen tiempo y calor.
• Busca un lugar soleado para plantar tu cilantro.
• En caso de que compres una planta de cilantro. Colócale abono natural, y riégala luego del trasplante.
• Si optar por sembrar con semillas, necesitarás tierra suelta y un sistema de drenaje, para que no se empapen.
• Realiza agujeros de 1 centímetro de profundidad, esparce las semillas y luego cúbrelas con más tierra.
• Una vez que tengas tu propia planta de cilantro, deberás tener un cuidado apropiado para garantizar su crecimiento, y puedas utilizar las hojas a cualquier hora.

como cultivar hortensias en casa
Plantas de interior

Aprende a cultivar las hortensias, para embellecer a su jardin

1 julio, 2017

Las hortensias, son arbustos caducifolios, eso quiere decir que pierden su follaje en determinadas estaciones del año. Pertenecientes al género Hydrangea, de porte mediano y de origen asiático, las hortensias se caracterizan por tener flores en formas de capullos, redondeadas y compactas, teniendo una coloración blanca, azul o rosada dependiendo del PH del suelo.

Etimología: Hydrangea, nombre que se deriva del griego (hydra=agua), (gea=florero o vaso); que traducido significa “florero de agua”, referente a la peculiaridad manera de sus cápsulas, en forma de vaso.

Si quieres aprender a cultivar hortensias, te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de arbusto. Sigue leyendo…

Generalidades para el cuidado de las Hortensias

Aunque generalmente se plantan en macetas, en zonas como España, se le llama arbusto de jardín; la cual florece desde la primavera hasta el otoño. Las flores son pequeñas, pero al agruparse forman un ramo y van creando un arbusto colorido y muy vistoso.

Las hortensias son muy fáciles cuidado, requieren de poca atención y llegan a crecer entre uno a tres metros. Son plantas rústicas, que para formarse requieren de una temperatura de mínima de 15 ° C.

Estas plantas necesitan de un suelo rico en humedad y de materia orgánica, además necesitan una pequeña dosis de fertilizantes naturales ácidos.

Cómo cultivar las hortensias paso a paso

• Es importante ubicar la hortensia en un lugar donde tenga espacio para desarrollarse ya que esta planta puede alcanzar hasta 1,5 metros de altura.
• Plántala en un suelo o en una maceta que tenga buen drenaje.
• La siembra se hace a poca profundidad, si se planta con semillas, y si se plante mediante esqueje, que el tronco se ponga a unos 8 cm de profundidad.
• Se recomienda plantaras a finales del otoño o en el comienzo del verano.
• Son plantas a las que les gusta la humedad, por eso deben ser regadas todos los días, menos en invierno, que pueden regar una veces por semana.
• No debes echarle demasiada agua, porque tiende a podrirse la raíz.
• Para trasplantar una hortensia debes esperar que pierda sus hojas, este proceso se da a finales de invierno u otoño.
• La poda se hace al menos una vez al año, antes de finalizar el período de floración, debido a que las hortensias se desarrollan de las yemas que se forman del año anterior. Se recomienda podar dejando las ramas a unos 40 centímetros del suelo, para que se desarrolle sobre esa estructura.

Recomendaciones generales para el cultivo de las hortensias

• Coloca la hortensia en una zona húmeda. Es muy importante mantener la humedad de la tierra durante los primeros dos años de vida la planta.
• No se recomienda plantar las hortensias debajo de árboles, aunque si en lugares con sombra parcial. Las hortensias crecen muy bien si reciben sol por la mañana y algo de sombra en la tarde.
• Siempre que sea posible, compra las hortensias, mientras aún estén en flor.
Si sigues estos consejos podrás cultivar las hortensias, irradiando belleza en tu jardín.

Cultivar uvas en casa
Huerto urbano

Como cultivar uvas en casa

2 enero, 2017

Las uvas poseen diversas propiedades beneficiosas para la salud. Protegen el sistema circulatorio y el corazón ya que tienen propiedades antioxidantes , lo que significa que impiden la acción de los radicales libres en el cuerpo. También tienen características antiinflamatorias, inhibiendo la aglomeración de las plaquetas sanguíneas, reduciendo por tanto los riesgos de infartos y derrames cerebrales. Además ayudan a impedir algunos procesos desencadenantes del cáncer. Las uvas son una buena fuente de vitamina C y B y además son rica en minerales como el magnesio, el azufre, el hierro, el calcio y el fósforo.

La planta de la uva crece mejor en las regiones con clima mediterráneo. Sin embargo, son capaces de adaptarse a diferentes condiciones climáticas. La temperatura ideal para el desarrollo de las plantas de vid suele oscilar entre los 15 y 30 grados, fuera de este rango de temperatura, el proceso de fotosíntesis, la productividad y la duración de los días entre floración y cosecha de las viñas se verán afectados. En estos períodos, la planta necesita recibir mucha luz,  ya que tiene que necesita al menos 8 horas de sol para que su crecimiento sea correcto. Se recomienda plantar la uva en otoño o primavera. Pero el mejor período es el otoño, porque favorece el enraizamiento de las raíces antes del invierno y por lo tanto su recuperación en la primavera. Aparte de estas consideraciones es importante, evitar las heladas o el calor fuerte para plantar.  Si plantas en primavera o en verano, es necesario regar regularmente después de plantar para facilitar el enraizamiento.

Tips para plantar uvas en casa

Manos a la obra

1º – Se recomienda elegir variedades comunes, ya que son más fáciles de cultivar en una maceta. Por ejemplo la uva enana ‘Pixie’, aunque lo más importante es tener en cuenta las características climatológicas para elegir la variedad más oportuna.

2º Para el plantío de la uva,  hay dos períodos indicados. Si la muda es un injerto de raíz desnuda, la mejor época es en otoño. Si es muda de terrón, se puede hacer en cualquier época, siempre que sea posible irrigar. Como la planta es trepadora, se necesita montar una estructura para dar soporte al de desarrollo de la parra.

3º- El suelo debe ser areno-arcilloso, fértil, bien drenado, con pH en el rango de cinco a seis.

4º- La poda sirve para mantener el equilibrio entre el vigor de la vegetación y la fructificación. Se hace todos los años, cuando la planta esté en el período de reposo, o cuando aparezcan los primeros brotes en las puntas de las ramas.

5º – Evite cultivar las vides en lugares sometidos a fuertes vientos.

La elección de las variedades de cultivo deben determinarse en función de diversos factores y principalmente se debe tener en cuenta la finalidad deseada. Hay uvas destinadas al procesamiento (zumo y vino) o al consumo de la fruta. En cada grupo, existen las uvas americanas e híbridas – más rústicas y adaptadas a casi todas las regiones – y las uvas viníferas – más sensibles a las enfermedades y al clima. Antes de elegir una variedad concreta se recomienda informarse sobre la adaptación local de la uva.

Cultivar suculentas
Plantas de interior

Como cultivar suculentas en casa

2 enero, 2017

Las plantas suculentas son un tipo de planta que retienen mucho líquido, de ahí su nombre suculenta. Son típicas del continente africano, pero pueden ser fácilmente encontradas en cualquier parte del mundo.

Por retener mucho líquido, las suculentas son plantas óptimas para todos aquellos que no tienen mucha experiencia con plantas o tiempo para cuidarlas. Las suculentas pueden quedar días expuestos al sol sin necesidad de tanta agua como otras plantas.

Normalmente se confunden con los cactus, pero no lo son. Los cactus normalmente son reconocidos por las espinas, aunque no todas las especies las tienen, y las suculentas son más reconocidas por el tipo de hojas, abombadas y cortas, aunque algunas especies tengan la apariencia de cactus.

Hay más de 12 mil especies de suculentas dispersas por el mundo. Pueden ser de diferentes familias de y algunas sacan flores muy bonitas, por ejemplo, la Hoja de la fortuna y la Agave-dragón. Algunas de ellas también contienen espinas, como el Paquipodio y la Corona de Cristo.

En lo que afecta al cultivo de las suculentas en casa, se recomienda que la maceta se ubique en una zona que tenga sombra parcial con horas de luz solar directa. Son ideales para complementar la decoración, un ejemplo serián los portamacetas o contenedores donde podemos situar determinada cantidad de plantas con afines peculiaridades. Se le puede añadir un tanto de lignito vegetal para evitar el desarrollo de hongos. En los centros de jardinería venden abonos especiales para suculentas que son recomendados para todas y cada una de las plantas suculentas.

En cuento al riego de las suculentas, nos les gusta la humedad excesiva. Se debe regar cuando la tierra lleva entre 2 y 4 días seca.  A lo largo del verano regar cuando el substrato está seco.

No todas las suculentas requieren los mismo cuidados, aunque si comparten las mayoría de necesidades. Los cuidados generales de las suculentas son sencillos. Pueden ser plantadas en prácticamente cualquier tipo de maceta, el único requisito a tener en cuenta es el drenaje. Las suculentas son plantas muy resistentes y en consecuencia pueden aguantar elevadas temperaturas, épocas de sequía y además pueden adaptarse fácilmente a diferentes zonas en el planeta siempre que tengan estaciones cálidas y niveles bajos de humedad.

Son plantas que requieren un clima seco y cálido, por eso no se debe poner un plato bajo la maceta para mantener la humedad durante más tiempo. En verano, y si la planta recibe mucha luz solar, hay que regarlas al menos dos veces por semana.  El agua se echa directamente a la tierra.

Para crear macetas decorativas con las suculentas,   se puede combinar 3 partes,  una partes de tierra, una segunda parte de arena y finalmente una tercera parte de piedrecitas y voilà… tendrás unas macetas súper guapas para decorar tu casa. Las suculentas pueden albergar una apariencia ruda y ramplona se oculta una hermosa y resistente planta que nos obsequia de vez en cuando con una floración de belleza excepcional. Las plantas suculentas precisan en general necesitan mucha luz, si bien se amoldan a espacios en semisombra.

Si para plantar utilizas un esqueje de tallo, saca el que se encuentre más bajo de hojas y ponlo en un recipiente con agua. Sacará raíces, y luego debemos plantarlo en la maceta elegida.