Sin categoría

Como cultivar albahaca

26 septiembre, 2016

La albahaca es una planta que tiene un intenso aroma y un color que no solo alegra la vista de cualquier cultivo sino además de esto nos ofrece abundantes beneficios en el momento de destacar el sabor de los platos, de darnos salud y asimismo de resguardar otras plantas de nuestro cultivo.

La albahaca es una planta de cultivo anual y pertenece a la familia de las labiadas. Procede de la India y indudablemente combina bien con multitud de comestibles como el tomate y otras plantas aromatizadas como el orégano, el ajo o bien las cebollas.

En el presente artículo examinamos las propiedades de la albahaca, de qué forma cultivarla y qué cuidados precisa.

Condiciones del cultivo de la albahaca

Temperatura: La albahaca es amiga de los entornos cálidos y no aguanta el frío extremo ni las heladas. La temperatura ideal es entre 15º y 25º, y el frío desde los -2º detiene su desarrollo.
Sustrato: Requiere un suelo fértil, profundo y aireado.
Luz: Subsiste bien a plena luz mas asimismo acepta bien la semi-sobra.
Riego: La cantidad de riego debe ser moderada. Precisa suelos húmedos mas no mojados, puesto que sus raíces no aguantan los suelos con exceso de humedad.
De qué forma sembrar albahaca

Mejor en semilleros: La albahaca se siembra preferentemente en semilleros, si bien asimismo podemos hacerlo de manera directa en la tierra o bien maceta del huerto urbano, sepultando sus semillas a unos dos cm de profundidad.
Mejor en primavera: La temporada más indicada es entre febrero y abril.
Mejor en tierra húmeda: La manera ideal de sembrar albahaca es sostenerla en semilleros a unos 20º y humidificar levemente la tierra con un pulverizador todos y cada uno de los días hasta el momento en que germinen.
Mejor con luz: Cuando germinen, tras quince días aproximadamente, resulta conveniente darles mayor cantidad de luz.
Mejor entre otras muchas plantas: Podemos sembrarlas solas en macetas o bien entre otras muchas plantas. Su cercanía nos va a ayudar a sostener distanciados insectos y plagas. Sobre todo favorece a los tomates, en tanto que los resguarda de ataques de parásitos y aumenta su sabor.
De qué manera cuidar la albahaca

La albahaca requiere ciertos cuidados indispensables de la misma manera que la mayor parte de las plantas, esto es, tierra fértil, riego conveniente y luz.
El mayor cuidado debemos tenerlo en el momento de resguardarlas del frío y las heladas.
El exceso de agua asimismo puede suponer un inconveniente, con lo que es conveniente sostener la tierra húmeda mas no mojada. Lo mejor es intentarle un buen drenaje.
Es mejor poner la albahaca en lugares resguardados del viento, puesto que cuando es intenso rompe sus ramas con sencillez.
Resulta conveniente podarlas cada un par de semanas para asegurarnos una planta fuerte y rebosante en su follaje.
La albahaca no acostumbra a ser víctima de insectos o bien plagas. La de mayor peligro es la de caracoles. En todo caso nuestro consejo es que si se ve perjudicada por algún inconveniente, es conveniente no recurrir a productos químicos de origen industrial que envenenan el suelo y tus platos. Existen numerosas opciones alternativas ecológicas que puedes usar con gran eficiencia. Visita nuestra sección plagas.
Es preferible regar de forma directa sobre la tierra sin empapar las hojas.
De qué manera recoger la albahaca

Ya antes de la floración: Si bien sus hojas frescas se pueden recoger a lo largo de todo el año, el instante en que ofrece mayores beneficios y propiedades terapéuticas es inmediatamente antes de la floración, que se genera entre junio y septiembre. Cuando deseamos secarla o bien congelarla para usarla fresca, este es mejor instante de hacer la recolección.
Recortar las flores: Si deseamos que medre más fuerte, resulta conveniente recortar las flores, salvo que deseemos recoger las semillas.
Sobre la yema: La mejor manera de recogerla es cortando con unas tijeras sobre la yema.
De qué forma preservar la albahaca

Si bien podemos usar las hojas podadas a lo largo del año, el mejor instante para recogerla y preservarla es, como hemos visto, inmediatamente antes de la floración. Una vez recogida, podemos usarla:

Fresca: La mejor manera de preservarla para ser usada fresca es congelarla. Para esto, vamos a hacer pequeños montoncitos prensados y los vamos a meter al congelador.
Seca: Una vez recogida, es recomendable colgarla boca abajo en un sitio fresco y a la sobra. Cuando se haya secado, se pasa por un molinillo y se guarda en un recipiente de vidrio.
Por qué razón cultivar albahaca

La albahaca tiene numerosas cualidades que la hacen atractivísima para ser cultivada. Sin embargo, recuerda que la moderación en el empleo de cualquier planta es esencial para no generar desequilibrios químicos en el organismo.

Sedante: Es una planta sedante que, consumida de noche, ayuda a gozar de agradables sueños.
Anticatarros: Es aséptica y antiinflamatoria, con lo que resulta una buena aliada para combatir estados de gripe, catarros, etcétera
Reguladora: Regula el sistema inquieto y se aconseja en casos de agobio.
Analgésica: Es buen calmante natural y de ahí que resulta conveniente tomarla cuando se padecen dolores de cualquier clase, sobre todo en cuadros febriles o bien de debilidad general.
Digestiva: Es una planta que ayuda a corregir los trastornos gastrointestinales ya que es muy digestible .
Eficaz contra insectos: El aceite esencial de albahaca es buenísimo para repeler insectos, mas debemos emplearlo con mucha cautela, puesto que es realmente fuerte y algo tóxico.
Usos culinarios: Sus muchas aplicaciones en la cocina la transforman en una de las plantas aromatizadas indispensables en la despensa, en tanto que combina bien con ensaladas, sopas y todo género de guisos y salsas.
Protectora del cultivo: La albahaca es, además de esto, una enorme aliada del resto de plantas de nuestro huerto ecológico, puesto que espanta insectos, ya que previene que aparezcan plagas y estimula un mejor desarrollo y la inmunidad de las plantas que medran a su alrededor.

You Might Also Like

Escribe tus dudas o preguntas

Deja un comentario