Cómo cultivar acelga en casa
Huerto urbano

Cómo cultivar acelga

25 septiembre, 2017

La acelga puede ser cultivada de forma sencilla en casa. Presenta grandes hojas con forma oval, en roseta, con tallos largos, firmes y anchos. Las hojas, cuyo color varía según la especie, son brillantes y presentan, en general, coloración verde o rojiza, en diversas tonalidades. Es consumida cruda o rehogada y es muy utilizada en la preparación de ensaladas.

Los tallos y los nervios pueden ser de color blanco, rosado, amarillo, rojo, verde, violeta o naranja. Las hojas de la acelga pueden, además, ser lisas o crespadas. Las inflorescencias producidas cuando la planta madura están compuestas por numerosas y pequeñas flores de coloración verde. Las raíces son engrosadas, llenas de reservas, principalmente después del primer año de plantación. También son comestibles en muchas variedades.

Como se mencionó anteriormente, las acelgas pueden ser consumidas como ensalada o cocidas. Para la preparación de ensaladas crudas, se deben aprovechar las hojas más jóvenes y tiernas, pues las hojas más viejas presentan un cierto amargor. Los tallos de colores son muy apreciados, y añaden sabor y color a diversos platos. Lo que se consume es la hoja y el nervio central, ricos en calcio, hierro, fósforo, hidratos de carbono, potasio, proteínas, sodio, niacina, vitaminas A, B1, B2, B5 y C.

Las acelgas pueden ser preparadas de la misma manera que la espinaca, como regla general, en sopas, sofritos, rehogados, picles, galletas, etc. La cosecha de las hojas de acelga se hacen en el primer año desde la siembra, pues en el segundo año de la cultura, la planta entra en el ciclo reproductivo, produciendo la inflorescencia y hojas duras y amargas.

Puede ser plantada como ornamental en jardines, principalmente las variedades de tallos de colores. Se debe cultivar bajo sol pleno, en suelo fértil, drenado, aireado, enriquecido con materia orgánica e irrigado regularmente.

Cómo cultivar Acelga de forma fácil

La época ideal para la siembra de acelga es la primavera o el otoño, ya que aprecia el clima templado, con temperaturas entre 16 ° C y 18 ° C. También puede ser cultivada tanto en clima más frío, siendo resistente a bajas temperaturas y heladas leves, como en climas más cálidos.

  • El suelo deberá ser rico en nutrientes, preferiblemente con PH que ronda el 6,5. A esta hortaliza le gusta la humedad, pero no el exceso de agua, además, requiere estar situada en un espacio con mucha luz, de preferencia en un espacio donde reciba luz solar directa o sombra parcial.
  • Antes de plantar la acelga, es recomendable poner las semillas en remojo en agua durante un par de días para que se germinen. Posteriormente deben ser plantadas a unos 2,5 cm de profundidad y a una distancia de 8 cm entre cada planta. Las Acelgas necesitan espacio suficiente para el desarrollo de sus raíces, por lo que debe existir  distanciamiento entre las filas de cultivo. Antes
  • Antes de cultivar la acelga es recomendable realizar un análisis previo del suelo para asegurarse de que este tiene un buen drenaje, que es fértil y rico en materia orgánica y también en nitrógeno.
  • Para el cultivo de acelga se recomienda colocar de 2 a 3 semillas por hoyo, ya en el lugar definitivo.
  • Regar con frecuencia para mantener el suelo siempre húmedo, pero asegurándose de que no se encharque.

Si la acelga no se ha plantado en un lugar definitivo, para realizar el transplante se ha de esperar que los planteles alcancen aproximadamente unos 5 cm de altura.

You Might Also Like

Escribe tus dudas o preguntas

Deja un comentario